Mitos y verdades sobre los terceros molares

comersano1

Los terceros molares, o cordales; tienen un proceso de formación en la adolescencia. Debido al tamaño, posición de estos dientes y a diferencias en los huesos maxilares no siempre logran erupcionar completamente.

dientes sanosEn la mayoría de los casos los pacientes desean cuestionan si es necesario las extracciones de los terceros molares ya que no existe sintomatología o no se las observan en boca; sin embargo estas razones no son válidas para determinar si se realizan las exodoncias. Por lo tanto la mayoría de las veces odontólogos, ortodoncistas y cirujanos indican su extracción debido a que se relacionan con diferentes patologías que inducen al daño de otros tejidos dentales y tejidos que las rodean ( encía – hueso).


Algunas de las patologías más frecuentes son:

1) Relacionadas con inflamación de los tejidos adyacentes denominado Pericoronitis, la cual puede inducir a procesos infeccioso severos.

2) Caries dental: está directamente relacionada con la posición anormal y dificultad para la higiene dental. Lo que puede a los dientes vecinos.

3) Alteraciones en la posición dental de dientes vecinos: debido a que son los últimos molares en hacer erupción, durante su proceso de
formación pueden inducir a movimientos dentales de los molares adyacentes e incluso hacer daño sobre las raíces de estos

4) Generación de quistes y tumores: Las cordales tienen el más alto índice de relación con patologías quísticas y tumorales, situación que
provoca deformación y alteración de los tejidos faciales

De esta forma, la evaluación temprana clínica y radiográfica de los terceros molares resulta de vital importancia para dar un diagnóstico acertado
y un tratamiento preventivo y eficaz que evite riesgos posteriores para el paciente.

Lina María Franco González
Cirujana oral maxilofacial
Clínica Odontológica Promta