¿Por qué y para que la extracción de mis Cordales?

extraer-cordales

Estas son preguntas muy frecuentes en nuestros días y es importante responder a estas inquietudes.

Esta es una de las tantas preguntas, seguidas por: ¿Por qué me tengo que sacar las cordales? ¿Por qué a mi primo no se las sacaron? ¿Por qué en mi época nadie se sacaba las cordales?



Con la evolución el ser humano ha presentado notorias variaciones en la morfología de su cuerpo, que han sido adaptaciones fisiológicas a los cambios en los hábitos para adaptarse a las nuevas condiciones de vida. Uno de ellos es la dieta alimenticia, muchos años atrás la alimentación era muy poco elaborada y se requería de mandíbulas y dientes fuertes y numerosos, hoy en día la alimentación es blanda y fácil de procesar en la masticación, utilizamos utensilios, cuchillos, procesadoras eléctricas, que tienen como finalidad facilitar la alimentación.

Esto ha hecho que nuestra boca cambie adaptándose a lo que nuestros hábitos requieren y es así como las mandíbulas hoy en día son más pequeñas y por ello los terceros molares, o cordales ya no tienen suficiente espacio para poder erupcionar correctamente.

Lo anterior nos lleva a pensar, como dice el dicho “órgano que no se utiliza se atrofia”, que en unos cientos de años este molar ya no será parte de nuestra boca. Por lo tanto estamos viviendo la época de transición, en que tenemos mandíbulas pequeñas y aún existe el tercer molar que “ya no nos cabe” y vemos también como en algunas personas no se les forman todas las cordales (que son 4) y en otros ninguna de ellas.

La extracción de este tercer molar requiere en la mayoría de los casos, de un procedimiento quirúrgico, que puede ser de baja, mediana o alta complejidad según su ubicación y para esto existen en la Odontología las especialidades de Cirugía Oral y Cirugía Maxilofacial, profesionales que practican esta cirugía con el mínimo riesgo, dolor y complicaciones y un postoperatorio en las mejores condiciones.

Recomendaciones, control y diagnóstico del estado de los terceros molares a temprana edad, 14 -17 años, acudiendo a un Especialista y con la ayuda de una buena radiografía.

La cirugía de cordales hoy en día, realizada por un cirujano especialista y en adolescentes, es un procedimiento sencillo, con bajo riesgo y con las mínimas molestias postoperatorias.


Recomendaciones para la limpieza oral después de una cirugía:

Al día siguiente de la cirugía, se deben hacer irrigaciones (puede utilizar una jeringa sin aguja) con agua, en la zona y usar cepillo pos quirúrgico.

En los siguientes tres días de la cirugía, debe evitarse la aplicación de enjuagues bucales.

Al cuarto día se puede iniciar el uso de enjuague, entre estos puede ser enjuagues con Clorhexidina, Benzirin, k_trix u Odontrix, estos previenen infecciones y favorecen la cicatrización.

Por: María Paula Cuevas C.

Cirujana Oral y Estomatóloga- Clínica Odontológica PROMTA S.A.